viernes, 7 de marzo de 2008

Bolivia: desacato a la ley


Mery Vaca

BBC MUNDO

Viernes, 7 de marzo, 2008

La crisis política que agobia a Bolivia ha derivado en el sistemático desacato de las leyes, tanto por parte de oficialistas como de opositores.

Este jueves, la situación alcanzó extremos nunca antes vistos. Una región nombró a una gobernadora paralela y el Senado Nacional instó a las instituciones a no acatar tres leyes.

Y, en medio de esos hechos, se produjeron enfrentamientos entre centenares de civiles en La Paz, entre los que apoyan a Evo Morales y los que se oponen a su gestión.

En el departamento de Chuquisaca, un cabildo de ciudadanos desconoció al prefecto (gobernador) nombrado por el presidente Evo Morales y designó en el cargo de forma interina a Sabina Cuellar.

Chuquisaca tiene como capital a Sucre que, a su vez, es la capital histórica de Bolivia y cuya principal demanda es convertirse también en la sede de los poderes del Estado, que ahora funcionan en La Paz.

El gobierno, a través del viceministro de Justicia, Wilfredo Chávez, desconoció el nombramiento de la prefecta paralela y adelantó que congelará las cuentas de ese departamento.

De acuerdo a ley, los prefectos se eligen por voto directo y luego son oficialmente designados por el presidente de la República.

Regiones opositoras

El cabildo de Chuquisaca convocó, además, a elección de prefecto titular para el 27 de abril, fecha en la que también pretende hacer un referendo para consultar si sus ciudadanos quieren autonomía.

Antes de esas decisiones, el gobierno había convocado a elección de prefecto de Chuquisaca para el 29 de junio, fecha que fue rechazada por los dirigentes de la región.

Con las decisiones tomadas en el cabildo de este jueves, Chuquisaca se unió oficialmente a otras cuatro regiones opositoras del país, que organizan para el 27 de abril referendos locales.

Dichos referendos tienen como fin validar sus estatutos autonómicos y, de esa manera, desconocer la Constitución Política del Estado que impulsa el gobierno.

Esas cuatro regiones son Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando.

"Inobservancia de leyes"

Y, el desacato a las leyes continuó en el Senado Nacional, controlado por la oposición, que aprobó una resolución recomendando a las instituciones del país "la inobservancia de tres leyes".

Esas tres leyes, que fueron aprobadas sólo por el oficialismo, convocan a dos referendos nacionales para el 4 de mayo, con la finalidad de validar la Constitución Política del Estado aprobada previamente por la Asamblea Constituyente.

La sesión en la que se aprobaron esas leyes se realizó con un cerco de campesinos y mineros que impidieron el ingreso de los parlamentarios opositores.

Los opositores denunciaron que, en esa ocasión, los legisladores de Evo Morales violaron las leyes y el reglamento parlamentario al impedir el ingreso de los opositores y al forzar un quórum para aprobar las leyes.

La Constitución -que se validará en el referendo del 4 de mayo- también fue aprobada con cuestionamientos, porque los campesinos y opositores cercaron el ingreso de las últimas sesiones de la Constituyente e impidieron el ingreso de los opositores.

Ante esa situación, las regiones de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando decidieron declararse autónomas, redactaron sus estatutos y ahora preparan referendos locales para validarlos.

Todas esas decisiones son rechazadas por el gobierno con el argumento de que violan la Constitución y las leyes.

Esos referendos locales debían realizarse el 4 de mayo, la misma fecha en que se llevarán a cabo los referendos convocados por el gobierno, pero los prefectos de las regiones decidieron adelantar sus consultas por una semana, es decir, se realizarán el 27 de abril.

Árbitros cuestionados

En medio de este caos institucional, los que podrían ser los árbitros ­la Justicia y el organismo electoral- están cuestionados.

El Tribunal Constitucional está prácticamente paralizado, porque casi todos sus miembros renunciaron ante las presiones del gobierno. Sólo queda un magistrado.

Entre tanto, la Corte Nacional Electoral, encargada de organizar los referendos, está cuestionada y dividida.

Las cortes regionales están organizando los referendos locales, lo que aún no es aceptado por la Corte Nacional.

Y, la cereza sobre el pastel la pusieron este jueves por la noche grupos de civiles que se enfrentaron entre sí en La Paz, la sede de gobierno.

Un grupo de llamados pacifistas acudió a una plaza a protestar en contra del gobierno de Morales. Y, otro grupo, pero de oficialistas, acudió al lugar para agredir a los primeros.

Finalmente, decenas de oficialistas recorrieron las calles de La Paz y apedrearon al menos dos edificios.