viernes, 13 de octubre de 2006

Antes de la Prohibición

Les pongo las siguientes imágenes de algunas cosas que se han olvidado del todo o que no se quiere admitir.

Por ejemplo,





La del vino de Coca endosado por el papa León XIII





La del jarabe de coca-cola para el alivio de náuseas y vómitos.
Las gotitas para el dolor de muelas


y las grageas mentoladas para la garganta, con cocaína.





Vean la publicidad que le hacían al producto hecho con las hojas andinas.

Hagamos platita vendiendo coca a todo el mundo occidental y no occidental.

De hecho que los occidentales ya conocían los beneficios de su industrialización desde antes; sólo que los yanquis, ignorantes y fundamentalistas de siempre, decidieron que, en la lucha contra el deseo de los humanos a embriagarse con lo que tengan disponible, se debe dotar de personalidad a las plantas medicinales y buenas para que la gente crea que son malintencionadas y venenosas de modo de poder perseguirlas como criminales por toda la faz de la tierra y -como no se pueden defender por sus propios medios- erradicar su cultivo hasta lograr su extinción. ¡Qué brutos!